Una ciudad futurista: Shanghai

Aún más loca y futurista que Hong Kong, Shanghai es una ciudad sorprendente.

La arquitectura colonial francesa entremezclada con flamantes rascacielos, luces, proyecciones, pantallas gigantes, trenes a alta velocidad, infinitas serpentinas de tráfico y un frenesí de gente, nos dio una imagen de China que nada tiene que envidiar a las más bellas ciudades del primer mundo.



Más bien lo contrario, Shanghai nos pareció el fruto de una película de ciencia ficción ambientada en alguna capital europeas…

Hermosa, airosa, soleada, dinámica, culta, alegre, rica, pobre, triste, asfixiante, deprimente, gris Shanghai es un mundo de contradicciones.

Encontrarás más fotos en el Álbum de Fotos.

Prev Shanghai short history
Next Jardines hechos con alma