Blog China | Tigre Leaping Gorge (21- 23 Diciembre 2006)
68
post-template-default,single,single-post,postid-68,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,moose-ver-1.3.1, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.4,vc_responsive

Despertamos en la guesthouse de Zhon Dian con hielo en las ventanas, al respirar nos salía humo de la boca, el agua del termo se había vuelto tibia, en el lavabo no había ni una gota de agua, hacía tanto frío que las tuberías se habían congelado.
No lo dudamos ni un instante, preparamos los bagajes y después del desayuno cogimos el primer autobús que nos llevara a Qiáotóu, a la entrada del Tigre Leaping Gorge, unos 100 km más al sur (unas dos horas y media de autobús).

Llegamos por la tarde, la primera imagen que tuvimos al bajar del autobús fue fantástica, un grupo de una minoría étnicas con unos espectaculares sombreros subían por una colina acompañados por animales cargados de  víveres. No pude capturar esta imagen con mi cámara pero la tendré siempre grabada en mi memoria.

Era demasiado tarde para empezar el recorrido en el Tigre Leaping Gorge, pero Qiáotóu nos parecía horroroso, no queríamos pasar la noche allá, pensamos que a lo mejor nos podíamos hospedar en algún sitio a la entrada del gorge donde también poder dejar los bagajes. Íbamos un poco perdidos, cansados y cargados, así que preguntamos a un taxi cuánto nos costaría que nos llevara a una guesthouse del recorrido.
Sorprendentemente había un camino de asfalto que recorría todo el gorge y el taxi nos podía llevar por 70 yuanes (7 Euros) hasta Valnutt Garden, el punto más lejanos. Considerado lo poco entrenados que estábamos nunca hubiéramos llegados tan lejos y por lo visto desde allí era posible hacer distintos recorridos en las parte más atractivas del gorge, así que allá fuimos.

El taxista que solo hablaba chino era encantador, se paró muchas veces en el recorrido para que pudiéramos sacar fotos en los puntos más dramático y nos iba explicando de todo, aunque nosotros solo entendiéramos una mínima parte.

Nos hospedamos en una guesthouse con una fantástica vista a las montañas, Sean’s Spring Guesthouse. No era la más bonita que vimos pero era bastante auténtica y contaba con mantas eléctricas que después de Zhondian se habían convertido en nuestros mejores compañeros de viaje. No contamos que al las 11 de la anoche cortarían la luz y con ella el calorcito.

La cena fue de primera calidad, con un soberbio queso a la barbacoa, el primero en China después de un año.

Despertamos con bastante frío, la espectacular montaña que teníamos justo delante de la guesthouse tenía el inconveniente de tapar el sol hasta pasadas las 11. Un rico desayuno y el te caliente nos ayudaron a salir del paso.

El primer recorrido que hicimos fue hacia arriba, el paisaje era bonito pero por más anduviéramos no cambiaba demasiado y se hacía cansado.

Al acercarnos a alguna casa de vez en cuando salía alguien a ofrecernos hierba, pero en realidad el recorrido estaba plagado.

Por la noche nos encontramos con una pareja de mediana edad australiana que con una chica inglesa habían llegado andando hasta allí. Nos hablaron de un increíble recorrido por el río que nos llevaría hasta el Middle Gorge, así que el día después allá fuimos.

Y efectivamente era espectacular, variado y por ende no se hizo para nada pesado.

Dónde Dormir?

Nosotros nos hospedamos en Sean’s GuestHouse, estubo bien sobretodo por la comida pero si tuviéramos a que escoger sin pensar en las mantas eléctrica iríamos a Tibet Guest House, a pocos metros de la otra. Nos parecio, bonita, tranquila y muy familiar, por el mismo precio 40 yuan ( 4€) con banyo compartido.

Sean’s GuestHouse

Shanquán Kézhan

Tel. 8806300

A pocos metros encontraréis: Tibet Guest House

En los dos casos no creo haga falta llamar para reservar, por lo menos cuando nosotros estuvimos no había nadie.

AUTHOR: sara corvino
No Comments

Leave a Comment

Your email address will not be published.